El pilar de calidad en la prestación de servicios se concibe como un elemento estratégico basado en el principio fundamental de la atención centrada en el usuario, mediante procesos más seguros. La seguridad es un principio clave de la atención al paciente y un componente crítico de la gestión de la calidad.

Mejorarla requiere una labor compleja que afecta a todo el sistema en la que interviene una amplia gama de medidas relativas a la mejora del funcionamiento, incluidos la lucha contra las infecciones, el uso inadecuado de medicamentos, las prácticas clínicas seguras y un entorno seguro. Implica además la evaluación permanente y proactiva de los riesgos asociados a la atención en salud para diseñar e implantar de manera constante las barreras de seguridad necesarias.

Para dar cumplimiento al pilar de calidad la alta dirección traza el camino a la acreditación definiendo metas por tiempos establecidos para llegar al objetivo estratégico Institucional.

 

IPS Reintegrar Salud

Innovación y calidad a su servicio

Siguenos:

Chatea con Nosotros